¿Por qué te convienen los productos fermentados?

Cuando escuchamos la palabra “fermentado” pensamos en “echado a perder” pero no es lo mismo… los productos fermentados te dan muchos beneficios porque la fermentación intensifica algunas propiedades nutricionales y por ello esta técnica es usada desde la antigüedad.

Es muy fácil ir destruyendo nuestro sistema digestivo con malos hábitos alimenticios. Es súper común escuchar a la gente decir que “todo les cae pesado”, que “tienen mala digestión” y no debe ser así… de nuestro sistema digestivo depende cómo absorbemos los nutrientes de la comida y cómo eliminamos lo que no necesitamos, por eso es el responsable de muchas enfermedades crónicas cuando no funciona como debe.

Algunos de los beneficios generales de los fermentados son:

Mejora de la flora intestinal

La flora intestinal se ve afectada por muchas razones, alguna infección, la toma de antibióticos, un cambio de dieta, incluso hay personas que comúnmente padecen mucho del estómago y constantemente deben estar reforzando su flora. La reducción en la flora causa problemas como alergias, intestino o colon irritable, estreñimiento e incluso infecciones. Los alimentos fermentados son excelentes para equilibrar las bacterias intestinales y cuidar así tu flora.

Mejora de digestión

Los fermentados, por el proceso que pasaron, es como si estuvieran semi-digeridos y esto hace más fácil al estómago e intestinos procesarlos. Los alimentos fermentados tienen cualidades tonificantes para tu sistema digestivo.

Mejora de la salud

Los alimentos fermentados tienen un alto contenido enzimático… esto es importante porque las enzimas tienen proteínas esenciales que ayudan a la absorción y digestión de los alimentos. Las enzimas además van disminuyendo con la edad y por ello estos alimentos son de ayuda especial en el camino a la vejez.

Mayor valor vitamínico

Cuando un alimento es fermentado incrementa su contenido vitamínico… lo cual hace que su valor nutricional sea mayor para tu consumo.

Ejemplos de alimentos fermentados

  • Queso – El queso “apestoso” es un ejemplo común de un alimento fermentado y de uso común.
  • Vino – Como sabes, con moderación, el vino (a pesar de ser una bebida alcohólica) brinda grandes beneficios a la salud.
  • Col agria (Sauerkraut) –  También conocido como Chucrut, tiene un alto contenido en vitaminas (especialmente Vitamina C). Se acostumbra comer como guarnición para proteínas y ensaladas. Aquí puedes encontrarlo: Sauerkraut.
  • Kéfir – Bebida hecha a base de leche fermentada y granos que aporta muchos probióticos. Aquí puedes encontrarla: Kéfir.
  • Otros – Hay diversos tipos y combinaciones de fermentados. Prueba esta deliciosa combinación de betabel, zanahoria y jengibre: Aquí.

Sé Kind con tu cuerpo y te lo agradecerá con salud y bienestar.

Manena Mendoza

Health Coach

Primero Último