¿Cómo que “pon tu mente en blanco”?

Muy probablemente eres una de esas personas que ha intentado todo y simplemente no puedes meditar, quieres desconectarte y relajarte, pero  no lo logras, conoces los beneficios para el cuerpo, espíritu y mente y has leído sobre ellos en páginas y medios sociales pero solo te queda admirar aquellos Yogis que presumen meditar diario por mínimo una hora.

No te preocupes ¡no estás solo! Existen varias formas de meditar, el chiste es sentirte presente y consciente.  Debes no estar a la merced de tus emociones, si no dejarlas fluir, estar consciente sobre lo que está pasando adentro y afuera de ti… y aceptarlo.

Aquí te pasamos unos trucos para pronto poder flotar como un profesional, aunque no sea sentado en flor de loto.

  1. Haz una tarea común

Escoge algo que ya hagas todos los días, ya sea planchar o tomarte una taza de café.  Pero mientras la estás haciendo vive esa actividad profundamente, en el presente, sin hacer otras cosas simultáneamente ni pensar en otros temas.  Si estas tomando un café, disfruta su aroma, envuélvete en su sabor y siente su textura en tu paladar. 

  1. Tómate un baño

Métete a bañar, ya sea en la tina o en la regadera, no importa.  Bañarse es de las pocas cosas que uno hace en privado, sin celulares o computadoras.  Aprovecha este tiempo para realmente enfocarte en lo que estás haciendo y concentrarte solo en eso.

  1. Haz algo creativo

Cuando uno se sumerge en algún hobbie o pasión no piensas en nada más, solo en la acción que estas realizando.  Te olvidas de las preocupaciones del futuro y de los errores del pasado. Intenta algo que despierta tu creatividad… tejer, dibujar, escribir, leer.

  1. Sal a caminar

Camina por algún lugar que te guste, la playa, el parque, no importa.  Nuevamente el chiste es que vivas el presente conscientemente, involucra todos tus sentidos.  Siente el calor en tu cara, la brisa en tus brazos, siente tu respiración y como entra y sale el aire por tu nariz y llena tus pulmones.

  1. Únete a un grupo de meditación

Aquí si te vas a sentir que meditas, pero no temas, un grupo te ayuda a realmente comprometerte con tu práctica y de paso ¡hacer nuevos amigos!

¡Anímate a meditar!

Sus beneficios son asombrosos, te puede ayudar a disminuir el estrés, eliminar el insomnio, mejorar el estado de ánimo y hasta bajar de peso. ¡Pruébalo!

 

Primero Último